ESPIRITU DE LAS LEYES MONTESQUIEU PDF

Planteamiento del problema. No obstante, teniendo en cuenta dichos factores, se puede tomar el conjunto del corpus legislativo y las formas de gobierno como indicadores de los grados de libertad a los que ha llegado un determinado pueblo. De las leyes, en sus relaciones con diversos seres. Las leyes de la naturaleza.

Author:Faelabar Dit
Country:Tajikistan
Language:English (Spanish)
Genre:Spiritual
Published (Last):2 June 2009
Pages:451
PDF File Size:14.17 Mb
ePub File Size:8.59 Mb
ISBN:700-8-90654-637-3
Downloads:48701
Price:Free* [*Free Regsitration Required]
Uploader:Zuluran



Para conocerlas bien, ha de considerarse al hombre antes de existir las sociedades. Las leyes que regulan las relaciones entre los pueblos: es lo que llamamos el derecho de gentes. Considerados como individuos de una sociedad que debe ser mantenida, tienen leyes, que establecen las relaciones entre los gobernantes y los ciudadanos: es lo que llamamos derecho civil.

El derecho de gentes se funda naturalmente en el principio de que todas las naciones deben hacerse en la paz el mayor bien posible y en la guerra el menor mal posible, sin perjudicarse cada una en sus respectivos intereses. De estos principios deben derivarse todas las leyes que forman el derecho de gente. Por ultimo, ha de armonizarse unas con otras, con su origen, y con el objeto del legislador.

Todas estas miras han de ser considerada. Cuando en la republica, el poder soberano reside en el pueblo entero es una democracia. Cuando el poder soberano esta en mano de una parte del pueblo, es una aristocracia.

Las leyes que establecen el derecho de sufragio son pues fundamentales en esta forma de gobierno. Estas hacen las leyes y la hacen ejecutar. Un hombre a quien sus cinco sentido le dicen continuamente que el lo es todo y los otros son nada, es naturalmente perezoso, ignorante, libertino.

Abandona, pues, o descuida las obligaciones. Su principio es el honor, o sea el prejuicio de cada persona o clase social, que consiste en exigir preferencias y distinciones. Hoy recibimos tres educaciones diferentes o contrarias: la de nuestros padres, la de nuestros maestros, la del mundo. Se puede definir esta virtud diciendo que es el amor a la patria y a las leyes.

Este amor prefiriendo siempre el bien publico al bien propio, engendrada todas las virtudes particulares que consisten en aquella preferencia. El amor a la republica, en una democracia, es el amor a la democracia; el amor a la democracia es el amor a la igualdad.

Teniendo todos el mismo bienestar y las mimas ventajas, deben gozar todos de los mismo placeres y a abrigar a las misma esperanza; lo que no se puede conseguir si la frugalidad no es general. Al nacer, ya se contrae con la patria una deuda inmensa que nunca se acaba de pagar. Para que en una republica se ame la igualdad y se estime la frugalidad, es menester que la hayan establecido las leyes de la republica.

De estas dos desigualdades resultan celos y envidias que las leyes deben precaver o contar. La primera desigualdad se ve cuando los privilegios de los grandes solamente son honrosos por se humillante para el pueblo. No hay para que dar leyes nuevas. Cuando se quiere domesticar una animal, se evita el hacerle cambiar de amo, de lecciones y de actitud ; se le impresiona con dos o tres movimientos, y no mas. Necesitan tribunales. Estos tribunales dictan decisiones. Las leyes civiles no necesitan pues, ser rigurosas.

No se trata de corregir al culpable, sino de vengar al principe. Se castiga con la muerte la mentira que se dicen a los magistrados, aunque se digan en defensa propia; lo que es contrario a la naturaleza.

Cuando la pena es demasiada, suele preferirse la impunidad. La gracia de los indulto es un gran resorte de los gobiernos moderados. En china se castigaba a los padres por las faltas de sus hijos. El lujo proviene de las comodidades que logran algunas a expensa del trabajo del los otros. En los primeros, es el uso que hacen de la poca libertad que se tiene; en los otros, es el abuso de las escasas ventajas del propio servilismo. La libertad verdadera no estriba en que nadie mande, sino en estar mandados por los iguales.

La naturaleza, los hombres nacen iguales; pero esa igualdad no se mantiene. La sociedad se la hace perder y solo vuelven a ser iguales por las leyes. Es una sociedad de sociedades, que puede engrandecerse con nuevos asociados hasta construir una potencia que baste a la seguridad de todos lo que hayan unidos.

Por consiguiente un pueblo conoce, ama y defiende sus costumbre mas que sus leyes. La libertad no puede consistir en otra cosa que en poder hacer lo que se debe querer y en no ser obligado a hacer lo que no debe querer.

Aunque todos los estados tienen en generar un mismo objetivo, que es conservarse, cada uno tiene en particular su objetivo propio. Por el tercero, castiga y juzga las diferentes diferencias entre particulares. La pena que se impone debe ser correlativa, respectivamente. La primera estimula el trabajo ; la segunda la consuela la pereza. Todos estado bien gobernados consigna en su presupuesto de gasto una suma designada a casos imprevistos.

Es este el motivo por el que las leyes deben contrarrestar los efectos nocivos, o potenciar los beneficiosos, que el clima y en general los elementos externos producen en los hombres que forman la sociedad.

FIQH AS SIRA AL BOUTI PDF

“El espíritu de las leyes” de Montesquieu

.

DAPHNIA SIMILIS PDF

"Del espíritu de las leyes" (Montesquieu)

.

SZTUKA UWODZENIA SAMANTHA YOUNG PDF

MONTESQUIEU – EL ESPÍRITU DE LAS LEYES

.

JADI MLADOG VERTERA PDF

Comentario de Texto. El Espíritu de las leyes

.

Related Articles